viernes, 3 de febrero de 2012

Ser peronista

Todo el mundo se aleja del que ve vencido.
Todo el mundo se olvida voluntariamente de él. En esto los hombres deberían ser más buenos. Todos. También nosotros, los peronistas.
Nos olvidamos de la verdad peronista que dice: "para un peronista no hay nada mejor que otro peronista".
La he dicho ya antes, pero es necesario repetirla muchas veces hasta que nadie se olvide de ella y todos la cumplamos bien.
En esto debemos diferenciarnos también de la oligarquía.
Ellos se hicieron ricos y poderosos a fuerza de destruir a los demás, a fuerza de la desgracia ajena.
Nosotros no podemos ser como ellos.
Por eso tengo cuidado de atender a los amigos caídos.
Para no sentirme con alma de oligarca: egoísta, sórdida, incapaz de nada generoso.
Evita, "La Razón de mi vida".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario