jueves, 17 de febrero de 2011

Fanatismo


Solamente los fanáticos -que son idealistas y son sectarios- no se entregan. Los fríos, los
indiferentes, no deben servir al pueblo. No pueden servirlo aunque quieran. Para servir al pueblo
hay que estar dispuestos a todo, incluso a morir. Los fríos no mueren por una causa, sino de
casualidad. Los fanáticos sí. Me gustan los fanáticos y todos los fanatismos de la historia. Me
gustan los héroes y los santos. Me gustan los mártires, cualquiera sea la causa y la razón de su
fanatismo. El fanatismo que convierte a la vida en un morir permanente y heroico es el único
camino que tiene la vida para vencer a la muerte. Por eso soy fanática. Daría mi vida por Perón y
por el pueblo.

(Evita, "Mi mensaje")

1 comentario:

  1. te imaginas a evita en estos tiempos? se come crudos a todos los papaguachas de la oposición

    ResponderEliminar